El Magnesio y la Lactancia

¿Por qué es tan importante la ingesta de magnesio suficiente durante la lactancia? Obtenga más información aquí.

Slider

Durante la lactancia, la madre y el niño experimentan un tipo muy especial de cercanía. Este vínculo es de gran importancia para el desarrollo mental y físico del recién nacido. De esta manera, las madres no solo proporcionan alimentos, seguridad, protección y amor, sino que también apoyan el desarrollo de un sistema inmune resistente. Para darle a su hijo todos los elementos esenciales para un comienzo saludable en la vida, debe prestar atención a una ingesta adecuada de minerales como el magnesio.

Para el bebé:

  • La leche materna contiene todos los nutrientes importantes.
  • Los bebés amamantados rara vez desarrollan alergias, diabetes u obesidad.
  • La leche materna apoya un sistema inmune resistente.
  • La leche materna promueve el desarrollo de su hijo.
  • La leche materna no contiene bacterias y tiene propiedades antiinfecciosas.
  • La lactancia brinda calidez, seguridad y comodidad.

Lactancia materna y suministro de magnesio

¿Por qué es importante complementar específicamente el magnesio durante la lactancia? La respuesta es simple: al amamantar, las madres les dan algo del mineral a sus hijos. Esto también explica por qué la Sociedad Alemana de Nutrición recomienda amamantar una ingesta diaria de magnesio de 390 mg.

Lactancia y Diasporal

Para asegurarse de que se le suministre suficiente magnesio y líquido durante la lactancia, se recomienda la administración de un suplemento con magnesio como Diasporal® 300mg.

Obtenga más información sobre Magnesio-Diasporal® 300mg, granulado para solución oral.