Recomendaciones en caso de ser necesario salir de casa en cuarentena

Es verdad, ya llevamos un largo periodo de cuarentena y es difícil saber qué tanto falta para que termine. Entre tanto, aunque buscamos ser responsables manteniendo el confinamiento y siguiéndolo al pie de la letra, muchas veces no es posible. Salir a hacer un pago, llevarle un encargo a un familiar, salir con las mascotas, entre otros, suponen cierta angustia.  Para evitar contagios y sentirnos más tranquilos, te compartimos algunos consejos útiles para hacerlo.

Trata de seguir éstas recomendaciones:

Cubrebocas

Te ayudará a evitar esparcir patógenos, ayudando a no contagiar a los demás. Aunque su eficiencia no está comprobada, el hecho de que todos lo usemos nos ayuda a evitar contagios.

Gel anti-bacterial

Lavarnos las manos es esencial para  evitar contagios, pero cuando salimos de casa, es difícil hacerlo. Por ello, lleva siempre un gel anti-bacterial, de manera que puedas limpiar tus manos regularmente. Cuando vuelvas a casa, lávate las manos inmediatamente.

Calzado

Existen publicaciones que han advertido que, dado que el virus Covid-19 puede permanecer por horas en las superficies, el calzado puede ser un factor de riesgo al volver a casa. Trata de utilizar solamente un par de zapatos para salir; de ser posible, déjalo en la entrada de la casa o sanitiza la suela con una jerga y cloro antes de entrar. 

Sana distancia

Una de las razones por las que es importante quedarnos en casa, es evitar contacto con personas que pudieran estar contagiadas. Por  esta razón, es indispensable tratar de no acudir a lugares concurridos y mantener siempre una distancia de 1.5 a 2 metros con las demás personas. Esto ayudará a evitar entrar en contacto con las micro partículas de saliva que las personas expulsamos al hablar, toser o estornudar.

Evita tocar superficies en el exterior

Cuando una persona contagiada toca su cara y posteriormente toca una superficie, como un barandal, botón del elevador, entre otros, es muy posible que dicha superficie guarde al virus por un periodo de tiempo, de manera que si después tocamos dicha superficie es probable que nos contagiemos. Trata de evitar este tipo de contactos y lava tus manos inmediatamente después de haber estado en contacto con superficies comunes o públicas.

No te toques la cara

Está comprobado que los seres humanos tocamos nuestra cara inconscientemente varias veces por minuto. Dado que el virus necesita una puerta de entrada a tu organismo, los ojos, la boca y la nariz son perfectas para que lo logre. Si tratamos de reducir este tipo de  contactos y mantener nuestras manos limpias la mayor parte del tiempo, será más difícil que nos contagiemos.